PARTICIPACIÓN EN EL SEMINARIO «LECCIONES DE LA DERROTA DE ETA»

El eurodiputado Javier Zarzalejos participó el pasado 20 de octubre en el seminario “Lecciones de la derrota de ETA”, organizado por el Centro para el Bien Común de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) junto a la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) y la Escuela de Gobierno y Liderazgo Isabel la Católica, en la sala Europa del Senado, en un panel sobre los pactos antiterroristas junto al exministro de la Presidencia de España y exvicelendakari del Gobierno Vasco, Ramón Jáuregui, moderados por el profesor y columnista del diario El Mundo, Javier Redondo.

En su intervención, Zarzalejos hizo un repaso de los pactos a lo largo de los últimos años sobre los que subrayó que “tienen por un lado la lógica del mantenimiento de consensos básicos incluso en momentos extraordinariamente tensos para la política española y en el caso de los pactos antiterroristas también reflejan un proceso de aprendizaje de cuál era la realidad del terrorismo, de cuáles eran las verdaderas estrategias o las estrategias más eficaces para para afrontarlo, de cómo evolucionaba la sociedad y de cómo evolucionaban también las propias fuerzas políticas y las instituciones”.

El primer pacto, el de Ajuria Enea del año 88, se produjo para el eurodiputado en un «momento de una extraordinaria actividad de ETA y en un entorno social en el que claramente ETA tenía algo más que simpatía, tenía un apoyo explícito de una parte de la sociedad vasca” y contaba con la “legitimación ideológica que el nacionalismo prestaba a ETA”.

A continuación, después del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, llegó el Pacto de Estella, es su opinión, “la antítesis del Pacto de Ajuria Enea, la negación de lo que el Pacto de Ajuria Enea significa, el establecimiento de nuevo de la línea divisoria entre nacionalistas y no nacionalistas y daba la razón a quienes sosteníamos que la legitimación política e ideológica cultural del nacionalismo hacia el terrorismo de ETA no había desaparecido”.

De la misma manera que el Pacto de Estella supone una negación del Pacto de Ajuria Enea, para Javier Zarzalejos el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo supone, “una inflexión histórica en la buena dirección. Significa que no se acepta la idea fundamental de la imbatibilidad de ETA, ETA es derrotable, ETA es batible y no se puede aceptar el empate infinito entre el Estado de derecho y ETA, y significa que los dos partidos, el partido que gobernaba entonces y el partido que podía gobernar reclaman para si las decisiones sobre la estrategia antiterrorista que tiene que marcar la lucha contra ETA a partir de entonces”.

Para el eurodiputado, lo que fue fundamental y es la gran fisura que se abrió con el PNV, fue que PP y PSOE dijeron “hasta aquí hemos llegado y vamos a establecer la estrategia antiterrorista y la vamos a establecer sobre la base de que apostamos por la derrota de ETA, vamos a seguir apoyando la movilización de la sociedad vasca y vamos a dotar al Estado de derecho de aquellos instrumentos que son necesarios”.

Preguntado por el fin de ETA, Zarzalejos señaló que no puede estar satisfecho con “una derrota solamente policial” y exigió una derrota de la banda terrorista ETA también en el ámbito político y social, que no ha sido “proporcional a la derrota operativa”.

“No podemos darnos por satisfechos con una derrota solamente policial, cuando hay 200.000 vascos que están fuera de su lugar, cuando hay demasiados casos todavía por esclarecer sobre los cuales no ha habido ninguna cooperación de los terroristas ni de los presos que están en la cárcel”, zanjó.

También quiso referirse a las declaraciones de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Reyes Maroto, quien dijo que “con Bildu mejoramos la vida de los españoles”. “A mí se me abren las carnes, cuando se oye decir y declarar que Bildu ha mejorado la calidad de vida de los españoles. Me parece que es un ultraje. Me parece que es banalizar lo que ha significado Bildu”, afirmó Zarzalejos.